Cómo hacer más duraderas las manualidades con corchos de vino.


Las creaciones artísticas hechas con tapones de vino tienen la cualidad de ser originales y únicas, puesto que es un material que ofrece infinitas posibilidades y muy
buenas cualidades de conservación. Aún así, existen trucos para garantizar que las manualidades mantendrán su buen aspecto a lo largo del tiempo. Es importante tenerlos en cuenta para que el esfuerzo y talento dedicado no se pierdan.


La corteza de alcornoque, materia prima de los tapones de vino de calidad, cuenta con propiedades perfectas para realizar manualidades: es impermeable, elástico y ligero, se adhiere fácilmente a cualquier superficie, es duradero y tiene un alta resistencia a la degradación. Además, es un material ecológico que no produce ningún tipo de toxicidad ni alergia. Por estas cualidades, los tapones de corcho son muy adecuados para realizar creaciones de todo tipo, que además contarán con un aspecto natural y rústico, dando originalidad a cada pieza.

Dicho esto, sí existen algunas claves a tener en cuenta para que la manualidad se conserve de manera adecuada y no pierda su buen aspecto. Siguiendo unas sencillas
pautas, la creación podrá durar muchos años conservando la apariencia del primer día, puesto que si por algo se caracteriza el corcho es por su durabilidad.

Compra los mejores tapones de corcho en La Boutique del Corcho

 

Trucos para conservar las manualidades de corchos

Lo primero a tener en cuenta es la importancia de utilizar tapones de corcho de calidad, puesto que así nos aseguraremos de que el material cuenta con las cualidades
óptimas para trabajar. En el mercado existen diferentes tipos de corcho, con diversas texturas, formas y tamaños, y la elección dependerá en buena medida del tipo de
manualidad a realizar, así como de las preferencias del artista.

El corcho de por sí es un producto que no se estropea a lo largo del tiempo, siempre y cuando se mantenga de forma adecuada. Esto significa conservar la manualidad en
condiciones medioambientales estables, sin exponerla a temperaturas ni humedades extremas. Por ese motivo, se recomienda evitar su exposición directa al sol durante largos periodos de tiempo y no guardar la pieza en estancias muy húmedas para que no proliferen hongos.

Los tapones de corcho son muy resistentes al tiempo, a las pinturas, al sol y a cualquier otro elemento al que se le someta. Como indicábamos, es un material con altas cualidades impermeables y resistencia a la corrosión biológica y además no produce reacciones químicas en contacto con otros componentes. Por ello, no requiere ningún tratamiento especial de conservación y basta simplemente con utilizar adhesivos habituales para pegar los tapones entre sí o en cualquier otra superficie.

Actualmente son muchas las aplicaciones del tapón de corcho como base para manualidades y su versatilidad hace que las posibilidades sean infinitas, en función del
talento y habilidad de cada artista. Además, sus cualidades hacen que esté en aumento su uso como materia prima para construir elementos de mobiliario, aislamiento y accesorios del hogar en general y cada vez es más habitual encontrarnos con sillas, lámparas, mesas e incluso sofás fabricados con corcho.

 

La boutique del corcho

0Comments