Condiciones ambientales de Ebrocork para almacenar tu stock de seguridad

En Ebrocork sabemos muy bien que preservar adecuadamente los tapones de corcho hasta el embotellado es esencial para garantizar la total calidad del producto. Por ello, nuestro almacén cuenta con todas las condiciones de seguridad, avaladas por las normativas vigentes en almacenado de tapones de corcho, calidad ambiental de interiores y control microbiano. A ello se suma una total disponibilidad de entrega en el momento preciso, para que solo tengas que centrarte en tu bodega.

10almacen

Mantener unos niveles de humedad y temperatura adecuadas en el almacenamiento de los tapones de corcho es fundamental para conservar intactas sus propiedades físicas, mecánicas y microbiológicas. Es imprescindible seguir un estricto control en las condiciones ambientales y de limpieza de las instalaciones, así como unas pautas de almacenaje y una evaluación periódica del producto. De lo contrario, el corcho podría perder sus cualidades, implicando un riesgo en la calidad del producto. Por ello, en Ebrocork seguimos los máximos niveles de seguridad y control en el almacenamiento de los tapones.

 

¿Cuáles son las características ambientales del almacén de Ebrocork?

 

Las condiciones para el almacenamiento de los tapones de corcho en nuestro almacén se encuentran entre 10ºC y 25ºC de temperatura y una humedad relativa (%HR) de entre el 50% y el 80%. El agua que se utiliza para la humidificación de los almacenes pasa por un equipo de destilación mediante resinas de intercambio catiónico, un filtro de carbono y finalmente una lámpara ultravioleta, para luego ser nebulizada en el ambiente interior del almacén.

Además, las instalaciones están dotadas de un sistema de purificación de aire, Airocide, cuyos dispositivos eliminan los compuestos orgánicos volátiles y microorganismos, como virus, bacterias, hongos o alérgenos. Este dispositivo, basado en fotocatálisis heterogénea de dióxido de titanio activado por luz UV, es un importante elemento preventivo para la preservación del ambiente de trabajo, así como de la calidad organoléptica del tapón de corcho, y está en funcionamiento las 24 horas, los 365 días del año.

 

¿Cómo se realiza la monitorización de los valores ambientales y de purificación del aire?

 

En el almacén de Ebrocork realizamos el control de las condiciones de temperatura y humedad utilizando una red de sensores que registra los valores diariamente. Una vez por semana, se analizan todos los datos registrados y se realizan los ajustes o acciones adecuadas, como la ventilación y aplicación de aire frío o caliente mediante el equipo de climatización de aire. De esta forma, se garantiza el mantenimiento de los valores ambientales dentro de las condiciones específicas.

Con periodicidad bimestral, se realiza un recuento de hongos y bacterias aerobias para controlar la carga microbiana del ambiente de las instalaciones en siete puntos distintos. El total de unidades formadoras de colonias oscila en torno a las 50 UFC/m3.

 

¿Qué medidas llevamos a cabo para prevenir la alteración física y biológica del corcho?

 

Para evitar cualquier alteración organoléptica y microbiológica del tapón, en Ebrocork llevamos a cabo una serie de medidas que aseguran el mantenimiento de todas sus propiedades:

  • Utilizamos un sistema de paletización mediante un producto plástico de polietileno de alta densidad virgen (HDPE), un material no reciclado. De esta forma, se evita el contacto de los tapones con el suelo y con materiales, como la madera, que pueden ser fuente de contaminación de diferente naturaleza, incluyendo compuestos químicos de la familia de los tricloroanisoles y triclorofenoles.
  • El suelo del almacén y de la zona de producción está cubierto es una superficie anti polvo de resina epoxi que facilita su limpieza y mantenimiento.
  • Toda la maquinaria en el interior de las instalaciones es eléctrica, evitando así el desprendimiento de humo y gases tóxicos que puedan alterar el corcho.
  • El sistema de limpieza empleado es por aspiración para impedir el levantamiento de polvo, que actuaría como vehículo de transmisión de microorganismos.
  • Las ventanas cuentan con una superficie reflectante solar con elz fin de evitar el efecto invernadero y el incremento de la evapotranspiración de los tapones.
  • La manipulación del corcho se realiza de forma manual y mediante dispositivos mecánicos y eléctricos no contaminantes (carretilla o traspaleta).
  • Utilizamos materiales de embalaje aptos para uso alimentario y, especialmente, bolsas y cajas de cartón analizadas en su contenido en TCA y precursores clorofenólicos y bromofenólicos.
  • La materia prima es envasada en sacos de polipropileno de un solo uso y se almacena sobre los pallets de plástico formando grupos divididos por calidades, dejando pasillos con el fin de favorecer la aireación del material y facilitar su manipulación.
  • La disposición de la materia prima se realiza asegurando que el material más antiguo quede accesible para la correcta rotación de inventario según el sistema FIFO.
  • El resto de materiales auxiliares, como bolsas, cajas o parafina, se almacenan por tipo de material en una sala específica cerrada y separada del almacén de tapones.

Para asegurar el correcto mantenimiento, el producto almacenado es evaluado de forma trimestral, proceso que permite detectar cualquier tipo de deterioro en el producto, ya sean daños, pérdidas o localización de productos fuera de su área. Todas las incidencias observadas durante dicha evaluación se recogen escrupulosamente en el Acta Trimestral de Inspecciones.

Además, controlamos las condiciones de higiene y limpieza de las máquinas e instalaciones mediante las actividades establecidas en un Plan de Limpieza que se ejecuta rigurosamente, y el personal cuenta con una formación continua para cumplir todas las normas de higiene, limpieza y seguridad, que se aplican también a subcontratistas y visitas.

 

¿A qué normativas están sujetas las condiciones ambientales de nuestro almacén?

 

Las instalaciones de almacenamiento de Ebrocork toman como referencia la normativa UNE 56931:2008 para Tapones de Corcho Almacenado y Uso en Bodega, mientras que en el aspecto microbiano, se basan en la norma UNE 171330-2 para la Calidad Ambiental de Interiores. Esta última, se aplica en los ambientes interiores de todo tipo de recintos, instalaciones y edificaciones, excluyendo las actividades de procesos industriales o agrícolas.

En relación a las bacterias y hongos en suspensión, las mediciones se realizan utilizando sistemas de impactación sobre placas de Petri. La normativa marca unos límites de 800 ufc/m3 y 200 ufc/m3 respectivamente, valores que son muy superiores a las condiciones que logramos en el almacén e instalaciones de Ebrocork, situadas en torno a 50 ufc/m3.

 

¿Qué beneficios ofrece Ebrocork como stock de seguridad?

 

Nuestro almacén ofrece unas condiciones óptimas de conservación de los tapones para asegurar un nivel máximo de calidad, siguiendo las más estrictas normas del sector. A la vez, el uso de nuestras instalaciones como stock de seguridad, supone un ahorro financiero importante para los bodegueros, en la medida en que les libera del mantenimiento y recursos ligados a la conservación del stock, teniendo a su disposición el producto en el momento preciso en que lo necesiten, tanto en embotellados programados como en situaciones no previstas.

 

¡Contacta con nosotros!

0Comments