Consejos de embotellado

Una de las labores más determinantes en el desarrollo final del vino, es su embotellado. Es el momento en que preparamos el vino para una larga o corta guarda hasta el momento de ser abierto y consumido, por lo que cualquier error condiciona la calidad final del producto.

Todos conocemos o hemos oído hablar de este proceso y aunque operativamente lo visualizamos, en este blog vamos a centrarnos en aquellos puntos críticos que afectan al correcto embotellado del vino. Puntos críticos, antes, durante y después del embotellado, debido a que su correcto desarrollo va a determinar en el futuro de nuestro producto.

Antes de nada, queremos dejar claro que hay distintos sistemas o productos de cierre para una botella de vino, incluso existen otros recipientes, como el bag in box o Tetra-Brik. En nuestro caso, vamos a hablar del tapón de corcho natural como cierre de embotellado de una botella de vino de cristal.

Condiciones para la conservación y almacenamiento de los tapones de corcho en bodega

Se debe tener un local apropiado para su almacenamiento.

Retirar los tapones sobrantes en la embotelladora

Revisar las condiciones ambientales del almacén y la gestión de producto.

Preparación del vino y productos auxiliares.

 Una vez preparado y estabilizado el vino para su embotellado, debemos cerciorarnos que tenemos la cantidad de tapones de corcho, cápsulas y etiquetas (si estas se ponen durante el embotellado. En caso que las botellas vayan a estar en durmientes una temporada, este proceso, es posterior).

Nuestro objetivo es conseguir que el vino se conserve y mejore, durante su vida en la botella, por ello siempre hay que recordar que la higiene es el punto más importante para que este proceso salga bien. Debemos limpiar nuestra bodega, depósitos y maquinaria que va a estar en contacto con el vino siempre con limpiadores adecuados, vigilando su ph y los orgánicos volátiles que estos van a desprender.

Lavado de botellas y llenado de botellas

Previamente al embotellado, se deben lavar las botellas. Hay distintos métodos, normalmente en embotelladoras grandes, ya vienen con su propio sistema de lavado interior. Una vez limpias las botellas, pasamos al proceso de llenado del vino.

El embotellado

Durante este proceso es fundamental analizar que la máquina de vacío funciona correctamente, el gas inerte (*Pascal Chatonnet recomienda carbónico) que vamos a utilizar para evitar sobre presión y tener muy en cuenta el trinomio, botella, máquina de embotellar y tapón de corcho.

Post embotellado:

Una vez embotelladas, debemos dejar las botellas unos minutos para esperar a que el tapón recupere y se complete un correcto embotellado. ¿Cuánto tiempo? Te lo contamos aquí: 

Especificaciones tapones

Recomendaciones 

 Vaciar la tolva de alimentación de tapones después de cada embotellado, dejando los mismos en bolsas cerradas y agujereadas.

Es recomendable no tumbar las botellas hasta pasados 5 minutos, para permitir que el tapón recupere al menos el 95% de su fuerza de recuperación.

El posicionamiento de la botella será vertical a la salida del tapón de corcho para evitar pliegues y rotura de tapones.

0Comments