El significado de que tu proveedor cuente con la certificación BRC/IOP Packaging Standard

Captura de pantalla 2019-05-30 a las 15.39.26

 

BRC son las siglas de British Retail Consortium. La norma BRC es el modelo más difundido internacionalmente en la Industria Alimentaria y de productos auxiliares de la misma, como son los envases y materiales de envasado, incluidos los tapones de corcho. Para estos productos existe una norma BRC específica, que se llama BRC Packaging standard. La norma BRC tiene como objetivo asegurar el cumplimiento de un amplio conjunto de requisitos que garantizan la seguridad y la calidad alimentaria.

El tapón de corcho, al entrar en contacto con el vino, es considerado en su proceso de fabricación como si fuera un alimento, por lo que, las empresas que se adhieren al cumplimiento de la BRC, comprometen todos sus medios humanos y materiales al cumplimiento de los más de 250 cláusulas o requisitos que integran la misma, agrupados en 7 capítulos fundamentales. La certificación BRC adopta el sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos como base central para el desarrollo e implementación de todas sus cláusulas.

Requisitos de la certificación BRC7/Iop packaging Standard

Básicamente, los principales requisitos para la certificación BRC7/Iop packaging Standard se resumen en siete apartados, que se traducen en seguridad y calidad del producto del proveedor que cuente con esta certificación:Descarga gratis la guía para obtener la certificación BRC

  1. El compromiso de la alta dirección de la empresa es esencial para que un sistema de seguridad alimentaria sea eficaz y se garantice su plena aplicación y desarrollo continuo. Las empresas que tengan implantada ISO 9001 tienen ya asumida este compromiso por lo que resulta más sencillo implementar la certificación BRC.

    Además, que tu proveedor cuente con esta certificación conlleva una mejora continua e innovación en todos sus productos. Esto permitirá a la bodega contar con los últimos avances tecnológicos aplicados al producto.
  2. Aplicación del plan de seguridad alimentaria APPCC o análisis de peligros y riesgos y puntos de control críticos. Esto significa que tienen identificados todos los puntos de su proceso de elaboración de productos (materias primas) que puedan suponer un riesgo para la calidad, la seguridad o la integridad de sus productos. Lo que supone un mayor control de los puntos de riesgo, evitando así disminuir la calidad, seguridad o integridad de sus productos.

  3. Las empresas con la certificación BRC/IOP Packaging Standard deben tener un sistema de gestión de la seguridad alimentaria y de la calidad. Esto implica una gestión sistemática y documentada, controles de productos y procesos etc., lo que garantiza la obtención de productos seguros para el consumidor.

  4. Verificación continua de la idoneidad, limpieza y control de las instalaciones, lo cual incluye mantenimiento, sistemas antiincendios, sistemas de seguridad frente a sabotajes, control de plagas, el control de cuerpos extraños, etc. Esto supone la seguridad de que las instalaciones del proveedor van a cumplir los niveles de limpieza y mantenimiento superiores, aumentando, una vez más, la seguridad de los productos.

  5. Control del producto respecto a los estándares de calidad exigibles, haciendo especial énfasis en las medidas para eliminar riesgos microbiológicos, toxicológicos, alergénicos, etc. Lo que implica todo lo relacionado para obtener un tapón de máxima seguridad para las Bodegas y un control continuo de los mismos.

  6. Control de procesos de elaboración, asegurando que el plan de APPCC se cumple punto por punto. Lo que supone una supervisión continua en el proceso de elaboración del producto, reduciendo incidencias y aumentando la calidad y seguridad.

  7. Control y formación del personal del proceso de producción, manteniendo un nivel de limpieza y técnica totalmente especializada en un proceso de producción de calidad y seguro. Esto implica que todo el personal cuenta con la formación requerida, que utilizan las ropas de protección obligatorias y que conocen y mantienen buenas prácticas de higiene. También se aplica a los visitantes de las instalaciones, en especial de las empresas externas de mantenimiento.

En definitiva, esta norma va más allá del cumplimiento estricto de la legislación. Es una norma de máximos y de carácter global, lo que significa que cualquier pequeña desviación en una cláusula, genera automáticamente una no conformidad. Este hecho establece distintos grados de cumplimiento por parte de las empresas certificadas, por lo que premia a aquéllas que se esfuerzan dotándose de medios humanos y materiales para la mejora continua.

Existen diferentes grados dentro de la BRC/Iop packaging Standard, en función del nivel de exigencia que asuma cada empresa en la gestión de la seguridad alimentaria, AAPlus sería la máxima graduación y C sería la mínima.

Beneficios para tu bodega

Los beneficios principales para una bodega de que los proveedores cuenten con la certificación BRC/IOP Packaging son la seguridad y la calidad del producto, evitando así posibles incidencias derivadas del producto.

Esto es, que un proveedor posea BRC es la mejor forma de asegurarse de que los productos van a ser de la más alta calidad y seguridad, y esto es así porque las auditorías BRC se desarrollan con la máxima independencia y son totalmente imparciales en la evaluación de la seguridad alimentaria de las empresas examinadas.

 

Nueva llamada a la acción

0Comments