El tapón de corcho de Ebrocork dentro del proceso de producción del vino

Descorche botella

En este post te vamos a contar cómo los tapones de corcho de Ebrocork te aseguran un óptimo cierre en la botella después del proceso de producción del vino.

No cabe duda que en una botella de vino, el tapón de corcho es un elemento clave, una vez realizado con tanta profesionalidad y cariño el mejor de nuestros vinos, necesitamos conservarlo hasta su consumo con plenas garantías de cierre, ya que es un punto fundamental en la evolución que va a tener ese vino dentro de la botella.

 

Factores en el proceso de producción del vino

 

A la hora de embotellar un vino, hay que tener en cuenta varios factores para no dar al traste todo el trabajo realizado hasta ese momento. Desde Ebrocork te comentamos algunos de esos puntos importantes a tener en cuenta para el mejor resultado de un buen embotellado.

Tanto si se dispone de una pequeña máquina de embotellar, como de una línea de embotellado más industrial, siempre hemos de tener en cuenta tener un buen mantenimiento de la máquina, esto nos ayudará a tener siempre a punto la máquina para cuando la vayamos a utilizar.

 

Factores de la máquina de embotellar

 

Respecto a esta máquina de embotellar, hemos de tener siempre muy en cuenta varios factores como son:

  • Revisar bien la compresión de las mordazas.
  • Para un tapón estándar de 24mm de diámetro, y una botella con cuello también estándar tanto Bordelesa como Borgoña, lo normal es que estas compriman entre 15,5 y 15,8 mm. el tapón, caso de comprimir el tapón por debajo de estos valores, corremos el riesgo de romper la estructura celular del tapón, evitando que el tapón recupere su diámetro y por tanto se corre el riesgo de tener fugas en la botella, así como introducir el tapón dentro de la botella cuando vayamos descorchar, como consecuencia de no comprimir este contra el cuello de la botella.
  • En el caso contrario, es decir si las mordazas comprimen el tapón por encima de los valores indicados anteriormente, podremos encontrarnos con que el tapón no entra en la botella caso de comprimir muy poco, que el tapón se rompa un poco en la cabeza antes de entrar en la botella, incluso que el tapón rompa un poco el cuello de la botella.
  • Revisar bien que la bomba de vacío de la máquina de embotellar funcione correctamente, no basta fijarse en que el manómetro de la bomba funcione, es conveniente comprobar con un manómetro pinchando el tapón en la botella, si este nos marca sobrepresión cero, o por el contrario marca un valor X, si se da este segundo supuesto, podremos tener fugas por un extremo del tapón, e incluso dificultades de que el tapón quede embotellado al ras del cuello de la botella, como consecuencia de que la sobrepresión interna está empujando para fuera al tapón de corcho.
  • Revisar que las botellas que recoge la estrella de la máquina, estén totalmente centradas con el punzón que empuja el tapón de corcho a la botella, caso contrario, nos encontraremos que se pueda romper el tapón sin entrar, que este no entre en condiciones adecuadas para conservar el vino, o incluso que se pueda romper el cuello de la botella.
  • Una vez embotelladas las botellas de vino con los tapones de corcho, estas deberán mantenerse de pie al menos 15 minutos para garantizar una correcta recuperación elástica del tapón de corcho. Lo óptimo sería dejar de pie 24h y después voltear las botellas.
  • Una vez terminado de embotellar, es muy importante retirar los tapones que nos han sobrado de la tolva de la máquina, guardándolos en la misma bolsa que han llegado a la bodega y cerrándola con cinta adhesiva, es conveniente hacerle a esta bolsa unos pequeños orificios con cualquier objeto punzante, con el fin de evitar la condensación de los tapones guardados.
  • No retirar estos tapones de la tolva y dejarlos hasta un nuevo embotellado, sufrimos el riesgo de que estos puedan tener cualquier contaminación aérea, se resequen en extremo para el siguiente embotellado, o se mojen mientras el limpiado de la máquina de embotellar una vez terminada la faena.

Tapones de corcho y Ebrocork

Desde ebrocork cuidamos y analizamos todos esos puntos críticos del proceso de producción del vino en cuanto al embotellado para fabricar nuestros tapones de corcho. En este sentido nuestros tapones naturales tienen un diámetro medio superior para garantizar una correcta estanqueidad y cierre de la botella. Trabajamos con unas densidades óptimas para un correcto funcionamiento de las propiedades físico mecánicas de tapón de corcho. Aplicamos un tratamiento de superficie para garantizar una correcta fuerza de extracción y evitar problemas de capilaridad del vino.

Estos puntos, con una muestra de nuestro compromiso por avalar un correcto funcionamiento en la línea de embotellado de las bodegas, pero sobretodo garantizar una correcta guarda del vino a lo largo del tiempo para que este siga evolucionando y termine de desarrollarse dentro de la botella.

¿Crees que podemos ayudarte a mejorar tus procesos de producción gracias a nuestros tapones?

 

¡Contacta con nosotros!

 

1Comment